Tips para mantenerse en forma en Navidad

En medio de los excesos que caracterizan esta temporada, continuar con las rutinas de entrenamiento se convierte en algo imprescindible. No solo se trata de evitar posibles variaciones en el peso, sino también de aprovechar las ventajas de mantenerse activo durante las fiestas.

Tenemos más tiempo para hacer deporte. Diciembre es un mes lleno de festividades. Estos días alejados de la rutina diaria dan la oportunidad de dedicar más tiempo a las actividades físicas o participar en alguno de los muchos eventos deportivos que solo se organizan en estas fechas del año.

Más posibilidades de compartir los entrenamientos. En vez de quedar para tomar algo o comer, ¿por qué no proponer un poco de turismo rural u organizar un entrenamiento en grupo?

Son fechas ideales para practicar actividades de invierno. Es aconsejable cambiar de disciplina deportiva para que, una vez pasadas las fechas, vuelvas al deporte que practicas habitualmente con más motivación y habiendo trabajado otros aspectos físicos que no sueles ejercitar.

Así que, además de vencer a la pereza y a un calendario repleto de celebraciones, te damos algunos consejos para no perder todo lo que has conseguido durante el año:

1.No te saltes ninguna comida. Al contrario de lo que pueda parecer, está demostrado que saltarse las comidas puede ser uno de los principales motivos de padecer deficiencias nutricionales. Lo más recomendado es comer varias veces al día en raciones moderadas.

2.Mantén un equilibrio entre la alimentación y el ejercicio. Durante las celebraciones consumimos más cantidad de alimentos y muchas veces, el aporte calórico es mayor al habitual. Mantener los ejercicios durante las festividades es difícil, pero resulta importante sostener las rutinas.

3.Hidrátate. Beber agua contribuye en la sensación de saciedad y mejora la digestión y el tránsito intestinal.

4.Permítete algunos antojos y modera la ingesta. Es importante saber decir “no” a algunos alimentos, pero, en algunos casos, puede resultar complicado. Si no puedes negarte, intenta moderar la ingesta de algunos ingredientes y bebidas.

5.Bebe con moderación. El aporte nutricional de las bebidas alcohólicas es muy bajo. Te aconsejamos moderar su ingesta y reservar estas bebidas para brindis o postres.

6.¿Tienes planeada una gran comida? Es un buen día para ejercitarte un poco más. Si has planeado un entrenamiento para el mismo día de la celebración, compleméntalo con un paseo después de comer. Si has comido en exceso, intenta no quedarte sentado y practica un poco de ejercicio moderado.

7.Establece metas realistas. La agenda navideña suele estar bastante apretada y para no desmotivarnos y engañarnos a nosotros mismos, lo mejor es establecer metas de entrenamiento realistas en cuanto a tiempo e intensidad.

8.No olvides tu entrenamiento de fuerza. Debido al alto consumo de grasas que se da en esta temporada, es común centrar los esfuerzos en entrenamientos cardiovasculares. Sin embargo, el entrenamiento de fuerza ayuda, además de quemar grasa localizada, a mantener el tono muscular.


You may also like

Ver todo
La hidratación
Todo sobre el anclaje para puerta